Viajar en coche con mascotas

21 diciembre 2019

Aquí estamos, con otro de esos temas tostón que procuraremos hacer ágil a nuestra manera

Hablo de cuando  tienes muchas ganas de hacer una escapada perruna  pero tienes cientos de dudas antes de salir a rodar por las carreteras del mundo. Sobretodo si el viaje que planeas es largo, donde el coche puede ser el mejor y más cómodo vehículo para vajar con tu mascota o convertirse en un infierno, para ellos y para nosotros.

Presentación: Coche, mascota-mascota, coche

A ver, que levante la mano quien no ha vivido ningún percal en el coche con un perro, un gato o cualquier otro bicho foco de nuestro amor verdadero…¿ nadie?… ¿quizá un par al final de la sala? Hablo de lloriqueos, temblores, ladridos, pipis, vomiteras, mordsqueos ¿pelos?

Va, que a riesgo de que abandonéis la lectura, os cuento la más gorda que me ha pasado a mi

Una vez, estando en una formación de educación canina con una preciosa boxer atigrada de 6 años, Soga se llamaba, me tocó dejarla en el coche (a la sombra por supuesto) entre práctica y práctica. Como no solía quedarse en el coche, para que no se agobiara  le había dejado la ventana abierta, pensé que si lo hacía iba a ladrar y yo me enteraría.

¡Qué ilusa! Decidió que quería saber qué  nos estaban enseñando en la parte teórica del curso y, claro, saltó… La bronca, para mi, fue monumental.  Ella en cambio, al lado de la secre del centro, me miraba con tanto entusiasmo por la hazaña vivida que no pude más que dejarme comer a besos mientras lloraba de la risa…

El caso es que al días siguiente, siendo previsora, le dejé la ventana un poco más alta, asegurandome que no pudiera salir… Quien haya compartido vida con una bóxer sabrá de lo cabezones que suelen ser, si había salido una vez, podría salir otra. No salió pero aquel coche dejó entrar la lluvia por siempre jamás, la jodía destrozó toda  la espuma que rodeaba la ventana…

Así que, si tu peludo no está acostumbrado a viajar en coche, lo primero es respetarlo y darle un tiempo para que se acostumbre y entienda las dinámicas dentro de él.

Iniciación: empezamos a rodar

La consigna es,trayectos pequeños que acaben con final feliz.

Paseos o lugares donde les haga ilusión llegar, a casa de la iaia postiza, de su amigo ‘Lucas’, a la playa… Las chuches no están recomendados aquí, la conducción y un cuerpo en digestión no suelen ser buenos amigos. Pero puedes usarlas al principio con el coche parado si le cuesta mucho subirse. Siempre lanzandolas adentro de manera progresiva para que vaya decidiendo entrar.

El coche tiene que acabar siendo esa nave espacial que va a lugares divertidos donde uno siempre se quiere subir, una experiencia positiva, vamos.

El transportín

Si no ha entrado nunca en trasportín es importante que se caigan bien

Unas semanas antes puedes dejarlo abierto por casa con una manta dentro y alguna chuche que meteras cuando no mire para que se la encuentre y la descubra, eso le dará mayor interés al asunto. La mayoría de ellos pueden abrirse en dos y podemos empezar dejando sólo la parte de abajo, luego la de arriba y finalmente la puerta.

Como recomendación extra te diremos que si quieres darle de comer a tu mascota, hazlo al menos 2 horas antes de salir e intenta que sea una comida ligera y una pequeña cantidad de agua.

Y no olvides aplicar un tratamiento antiparasitario sobretodo si vas a ir a destinos rurales o de montaña.

Empieza el viaje

¿Qué dice la ley?

El Título II Normas de comportamiento en la circulación, Capítulo 1 Normas Generales, Artículo 13 Punto 2 sobre las Normas Generales de Conducción del “TEXTO REFUNDIDO DE LA LEY SOBRE TRÁFICO, CIRCULACIÓN DE VEHÍCULOS A MOTOR Y SEGURIDAD VIAL

 

Básicamente nos dice que el conductor es el responsable del resto de ocupantes que vayan con él, sean personas, animales, plantas o sillas de comedor… Ocúpate que vayan sujetos o por lo menos que se porten bien, con las sillas no creo que tengas problemas pero nunca se sabe jijijiji

Bromas a parte, si no cumples los criterios impuestos quedas a merced de enfrentarte a una multa a partir de 100€, pero más que la multa nos preocupa la seguridad de los que van en el coche, en el caso que nos ocupa, la vida de tu amigo peludo. Así que por él o ella, en la carretera, responsabilidad.

Sistemas de retención homologados

En 2003, la RACE lleva a cabo un estudio, “crash test” con un maniquí de perro de 22 kg, al que la DGT se refiere cuando redacta la lista de los sistemas de retención más seguros para mascotas en el coche, te los listamos tal cual para que no haya dudas:

Si es una mascota pequeña (perro pequeño, gato, hurón, etc.) en transportín, situado en el suelo y detrás del asiento del conductor.

Para perros de tamaño medio, los arneses con doble enganche al cinturón de seguridad del vehículo son el sistema más recomendado

Si la mascota es de tamaño grande o gigante, la forma más segura de llevarla es en el maletero, en un transportín situado de forma transversal al sentido de la marcha y si además podemos poner una rejilla divisoria sería el tope de la seguridad.

Que el coche esté en condiciones, hayas revisado la check list y hagas las paradas necesarias para relajar patas y piernas lo vamos a dar por bueno, sabemos que eres un humano responsable, sino no habrías llegado hasta aquí.

Una vez llegues a tu destino

Procura no dejar a tu mascota desatendida y sola dentro del coche, en verano puede alcanzar los 50ºC en pocos minutos, convirtiéndose en un hornillo.

Cuidar del entorno y esforzaros por respetar al resto de huéspedes, humanos y animales, que os encoentréis. A veces habrá sólo unas pocas zonas que estarán permitidas, la mejor manera de que cada vez sean más, es ser responsables, educados, limpios y cívicos.

¡Que todo el mundo sepà que sois  perro-viajeros molones!

Por si os interesa, aunque te avisamos que la info la tienes arriba resumida,, te dejamos los resultados de las pruebas del «crash-test» de la RACE sobre La eficacia de los sistemas de retención

  1. ANIMAL SUELTO: El peor escenario posible es el perro tumbado sobre la bandeja trasera, detrás del conductor. El animal saldrá lanzado contra el reposacabezas del conductor si hubiera un accidente. Los dos sufrirían lesiones muy graves, incluso mortales.
  2. ARNÉS DE UN SOLO ENGANCHE: El arnés se engancha al cinturón de seguridad del vehículo. En caso de colisión, la hebilla del arnés se rompe. El perro choca contra el respaldo del asiento, provocando graves lesiones al conductor en la columna. El animal sufriría lesiones graves o mortales.
  3. ARNÉS CON DOS ENGANCHES: El arnés evita el desplazamiento hacia delante, por lo tanto, no se transmite ninguna carga al conductor. Para evitar que la mascota choque contra los asientos -con consecuencias que serían muy graves-, deberán tener un sistema de unión corto.
  4. TRANSPORTÍN SUJETO CON EL CINTURÓN DE SEGURIDAD: El transportín destroza los puntos de sujeción del cinturón. Además, se rompe su parte superior. El animal sufre lesiones muy graves y los ocupantes del vehículo soportan cargas importantes.
  5. TRANSPORTÍN COLOCADO EN EL SUELO DEL VEHÍCULO: Los transportines pequeños encajan bien en el suelo. Como tienen poco espacio la energía del impacto es absorbida pronto y apenas se deforma el habitáculo del animal que solo sufre lesiones leves.
  6. TRANSPORTÍN EN EL MALETERO: Cuando el animal es más grande y el transportín también, se puede colocar en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha. No se puede excluir la posibilidad de que los ocupantes de las plazas traseras sufran lesiones.
  7. REJILLA DIVISORIA: Un rejilla colocada entre los pilares de la estructura del coche, separando la cabina del maletero, permite a la mascota moverse libremente sin molestar al conductor, pero en caso de colisión y según la posición del animal en ese momento, puede sufrir lesiones muy graves. Lo mejor es combinar el transportín con la rejilla divisoria.

Homologación europea oficial de los sistemas de sujeción recomendados por la RACE:

ECE R17 o DIN 75410-2 u otros que hayan podido demostrar su eficacia en ensayos de choque.

Esperamos que este artículo para viajar con tu mascota en coche te haya sido de ayuda, nos despedimos aquí

¿Sigues teniendo dudas? ¿Cuál es tu experiencia cuando viajas con tus mascotas en coche? ¡Cuéntanoslo!

Seguro que también te interesa…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *