Introducción a la nutrición natural para mascotas

Empezamos a proyectar nuestra primera salida cuando acabe el confinamiento y dudamos bastante de si va a ser mar o montaña, casi que lo más importante va a ser el hecho de salir ¿verdad? Gi, mi rubia favorita, hace ya como cuatro años que dejó de tomar bolitas de pienso de manera habitual. Fue una […]

15 abril 2020

Empezamos a proyectar nuestra primera salida cuando acabe el confinamiento y dudamos bastante de si va a ser mar o montaña, casi que lo más importante va a ser el hecho de salir ¿verdad?

Gi, mi rubia favorita, hace ya como cuatro años que dejó de tomar bolitas de pienso de manera habitual. Fue una decisión muy personal que partía de mi propio cambio de alimentación. Decidí comer más sano y eso implicó decir adiós a muchos de los ultraprocesados que comía y una cosa llevó a la otra.

Cada vez que metía la mano en el saco para llenar su plato me sentía un poco peor. 

Tal vez porque, por mucha calidad que tuvieran las bolitas, yo no podía ver el alimento en sí… Llamadme tiquismiquis…

Igual que en su día con mi nutrición, empecé a investigar cuales eran las mejores opciones de alimentación natural para perros (otro día hablaremos de ello) y después de cuatro años, mucho aprendizaje y la absoluta certeza que me otorga la salud que acompaña desde entonces a la peluda que más amo, llegamos a la alimentación que tiene hoy. 

Una alimentación basada en proteína animal, mucha grasa, algo de hueso, algo de fibras e hidratos vegetales y sin ningún cereal. No, tampoco arroz.

El caso es que, si salimos por ahí y no hay nevera donde vamos, las horas de comer y cenar pueden convertirse en un verdadero inconveniente. A día de hoy, pocas veces lo es, tenemos más que organizadas las rutinas del día y somos previsores en cuanto a compras y preparación de raciones. Además, nuestro principal apuesta a la hora de salir es la furgoneta, a veces en camping y a veces no. Así que es como estar en casa con nuestra nevera y una cocina para escaldar. Peeeero no siempre fue así. Y hoy en día además, también salimos por trabajo y muchas veces dormimos en hoteles y hostales que no disponen de estas comodidades hogareñas.

¿Quieres saber cómo organizamos la comida canina cuando vamos de hotel?

La verdad es que ante todo, lo mejor es informarse, hablar con el establecimiento y preguntar si nos permiten guardar la comida en la nevera de su cocina. Muchas veces ocurre que sí. En Mas Torrencito por ejemplo, no tienen problema en guardarlo en su nevera. Se trata sólo de conocer las cantidades y realizar el preparado.

Cuando nos dejan, lo traemos dividido en porciones, triturado y congelado de casa o, nos vamos al mercado más cercano y pedimos que nos lo preparen.

Para que te vayas haciendo una idea si el tema te interesa. En cuanto a dieta natural, para un perro adulto se recomienda de media 2’5-3% de su peso de ración diaria.

En mi caso, como Gi es una perra adulta de unos 15kg de peso, y ahora, debido al confinamiento, no estamos haciendo mucha actividad física.Al cabo del día come unos 350g dividido en dos raciones. Aunque no es exacto porque algunos días acaba cayendo algún snack entre horas o algun juego de olfato para no aburrirnos, en este artículo te hablábamos de algunos.

Una buena tabla de medir para empezar con la nutrición natural para mascotas es que por cada 100g de ración aportes:

  • 53g de carne (pollo, ternera, ciervo, pescado blanco o azul, pavo…)
  • 9-10g de víscera (riñón, corazón, cerebro…)
  • 5-6g de hueso y espina
  • 12-15g de grasa, la piel también cuenta como grasa
  • 20g de fruta y verdura
  • 1-5 g de aceite de oliva, semillas y frutos secos.

En el caso extremo, que las circunstancias no lo permitan, hay un par de marcas de pienso sin cereales que a la rubia le siguen encantando, el Yerbero es una de ellas, os dejo por aquí un ejemplo.

Yo me lo tomo como que es un día especial de golosinas y entremedio le doy algún snack fresco durante el día.

 Y si estáis cerca de Madrid o Barcelona, algunas casas que sirven a domicilio. Si os interesa el tema en breve hablamos de ellas.

Hasta aquí llegamos hoy. Un buen achuchón de belfos para todos y nos vemos a la proxima.

¡Buen Provecho!

 

Seguro que también te interesa…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *