Las plantas Navideñas y las mascotas

25 diciembre 2019

Aviso para cachorros y animales con ansiedad en la boca: Las  plantas decorativas de Navidad

De pronto, al llegar Diciembre, nos regalan una preciosa poinsettia roja, los marcos de las puertas se visten frondosos de muérdago y la suerte toma la forma del acebo. Son aquellas cosas que ocurren cuando nuestra realidad choca de frente con la de nuestra mascota. Sobretodo si estamos hablando de cachorros o animales que padecen de esa ansiedad que provoca una  necesidad imperiosa de masticar todo aquello que encuentran.

Las mascotas no entienden de decoración y no suelen darle demasiada importancia. De hecho, un animal adulto, maduro y sano no suele comer nada tóxico que pueda sentarle mal. Podemos decir que tiene, llamémosle conocimiento innato de sí mismo

Y ¿Por qué digo esto en un artículo sobre plantas de navidad?

Sobretodo perros y gatos, al inicio de sus vidas pasarán por una etapa de crecimiento relacionada con el control de su boca, en la que tienen la necesidad de probar y codificar diferentes materiales, aromas y  texturas; básicamente todo aquello que es nuevo para ellos, y es necesario que sea así porque les va a permitir crear un registro interno para desarrollar ese conocimiento de sí mismos en el futuro.

Si la exploración libre no se permite o se manipula en exceso con castigos o «noes» continuos , acaba generando una necesidad excesiva de mordisquear y basurear, en definitiva una falta de control. Algo que en un animal adulto puede ser fuente de problemas si tenemos en cuenta que el uso de su mandíbula, sobretodo en los perros,  equivale al de nuestras manos. Y que la única manera de generar un control sano es permitir ese uso, aunque de inicio sea inadecuado.

Para entrar en materia, debe quedar bien claro que se lo ponemos bastante difícil cuando llenamos el entorno de materiales potencialmente tóxicos y además, damos importancia al lugar y la colocación de estos materiales.

¿Verdad que cuando llega un bebé a casa adecuamos el espacio a sus necesidades? ¿Por qué no hacerlo si en casa vive un cachorro o cualquier otro animal que necesite cierto cuidado del espacio? Para casi cualquier animal joven, a todo aquello que le demos importancia, él se la dará.

Desde aquí te recomendamos decorar con materiales que no puedan dañar o intoxicar a tu mascota, a los que no les tengas un especial cariño y si lo hacemos porque necesitamos que la Navidad brote en cada esquina, tengamos en cuenta el que estos materiales no estén a su disposición.

Dicho esto, vamos a presentar algunas plantas que , como sugerencia, deberían quedar fuera de su  alcance y los motivos para ello:

La Poinsettia

Esas frondosas plantas rojas de hojas grandes, brillantes y llamativas que coloquialmente llamamos flor de Navidad. Yo cada año le regalo un brote a mi madre, a mi abuela y a mis tías que esquejo y replanto cuidadosamente la primavera anterior. Así me aseguro de su salud.

Corre por las redes el mito que es una planta mortífera para perros, gatos y niños. Nada más lejos de la realidad. De hecho, lo que acaba siendo tóxico si se ingiere,  son los pesticidas con los que puedan haberla tratado, no la poinsettia en sí.

En principio, que tu mascota mordisquee unas hojas de esta planta no es un gran problema. Su savia es irritante para los tejidos mucosos así que probablemente la probará y desistirá en el mismo instante. Aún así, si come alguna hoja y le sienta mal, la reacción será la de una indigestión. Dos días de arroz blanco o ayuno con agua y listos.

Si de por sí eres sufridora. Observa los primeros días que la tengas por casa y si le llama la atención excesivamente, procura mantenerla en alto para evitar sustos. La prevención suele ser el mejor remedio en cualquier aspecto de la vida.

De todas formas, en el caso de los cachorros te recomendamos que permitas el error. La naturaleza, sabia siempre, dota a los seres en periodo de crecimiento con la capacidad y la resistencia precisas para probar, equivocarse y aprender de los errores.

El Acebo

El acebo es una planta muy común en la vertiente mediterránea, y aunque tal vez aquí no era tan habitual como en el continente americano, de unos años para aquí, esta planta de hojas puntiagudas y bayas rojas se ha convertido en una de las estrellas navideñas en los adornos naturales.

En este caso sí nos parece importante comentar que las bayas pueden llegar a ser bastante tóxicas. Contienen entre otras sustancias, cianógenos que cuando se  ingieren producen babeos, vómitos y diarreas severas, así que tenlo en cuenta. Existen infinidad de decoraciones artificiales, ecológicas y de gran calidad que resultan totalmente inocuas para los animales más curiosos con su entorno.

Muérdago

Aaaah… qué irónicos los humanos que colgamos la planta más tóxica de la navidad como símbolo de la buena suerte y además nos besamos bajo sus hojas y bayas. Sin pretensión de crear un pánico innecesario, si es cierto que las bayas blancas de esta planta contienen un cóctel maligno para perros, gatos y humanos (toxoalbúmina y faratoxina), toxinas presentes en muchos venenos naturales. Que pueden tener consecuencias nefastas para el organismo si acaban en el estómago.

Este tipo de planta suele colgarse en alto así que es difícil que un perro la pueda coger fácilmente pero sí  le puede llamar la atención a un gato para saltar a cogerla. Tenlo en cuenta y toma cuidado =)

El abeto o árbol de Navidad, la Kokedama que es un cactus muy típico para Pascua, la Amarilis, los Lírios… En general la mayoría de las plantas ornamentales, sean o no de Navidad y, sean o no tóxicas, acaban siendo una tentación jugosa para un animal joven y para aquellos que tienen necesidad de masticar o mordisquear continuamente.

Como precaución, ten apuntado en la nevera el número de guardia de tu veterinario.

Pero al final, siendo honestas, sólo saliendo a los paseos diarios durante estas fiestas, vamos a encontrar en cada rincón una decoración potencialmente peligrosa y lo mejor que podemos hacer es procurar le un buen criterio a nuestra mascota. Tal vez la primera Navidad que pase el cachorro en casa hay que cuidarse de poner ninguna planta o material tóxico, y poco a poco vas incorporando el resto.

Si os interesa el tema déjanos comentario para que escribamos un artículo sobre la ansiedad de boca.

¡Feliz Navidad!

Seguro que también te interesa…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *